La licencia de apertura es la autorización previa y necesaria para la apertura de establecimientos destinados al ejercicio de actividades industriales y mercantiles.

Antes de alquilar o comprar un local, en el que vayamos a realizar una actividad, es recomendable pasar por el ayuntamiento para comprobar si en nuestro local esta permitida esa actividad.